El Congreso en Venezuela se suicidó, se lanzó al abismo y se dijó a sí mismo “Presidente Chávez, legislé usted, que nosotros no sabemos como hacerlo”.”Haga usted lo que quiera, nosotros nos quedaremos aquí sentados, cobrando!, pero no opinando”.

Para qué queremos congresistas ahora?. Para que queremos que un grupo de personas “inteligentes” legislen, hablan, concluyan y discutan las leyes o decisiones del mandatario. Para que queremos un congreso que sea equilibrado en sus decisiones, para qué?

Bueh, Venezolanos, ya no lo tendrán más.

Nota: Alex, olvidate de aportar tu opinión de como debe ser el Socialismo de ahora en adelante.