Los venezolanos en Miami fueron masivamente a votar. De una forma pacífica y muy serena, los venezolanos residentes en la Florida, fueron a votar hoy 3 de Diciembre del 2006 en el Orange Bowl Stadium de la ciudad de Miami. Desde muy temprano en la mañana, personas desde Orlando, West Palm Beach, Sarasota, Tampa  y otras ciudades cercanas, se trasladaron al centro de votación para ejercer su derecho.

Al llegar al Stadium, las personas en sillas de ruedas, ancianas y personas con bebes pasaban a la fila #1, una fila rápida. Mientras caminabas hacia las mesas de votación, personal de la organización del evento te advertían: –Por favor, cédula en mano. –Por favor, quitarse los sombreros y apagar los celulares–. Si llevamos algún tipo de bolso, este debía ser registrado, por seguridad.

Cuando entrabas al lugar de la mesas, podías ver un despliegue de más de 30 mesas ordenadas por número de cédula. A mi, me tocó la única con cola, pues habían tantas mesas que prácticamente no tenias que hacer cola.

El proceso era rápido y cómodo.

Estando en la cola, un viejo de aspecto borracho y con ojos muy rojos se me acercó, y junto a la chica que estaba detrás de mi en la cola balbuceó: –Séñññoritas!!, yo no como guayabas verdes!….(por mi mente pasó: “que dijo?, que es un viejo verde?”)–…., y luego siguió: “…por que me hacen daño, las como maduritas, bien rojitas! por que me dan ánimo”….solo le falto el “hip!” al final de su poema. Así mismo como vino se fué, yo solo alcance a decirle: –Espero que tampoco le caigan mal las maduritas– jajaja!”.

El votó fue manual, aquí no llegan las benditas y modernas máquinas de votación (por que será?), así que escogí mi candidato, lo marqué bien, rellene con fuerza el óvalo, y luego doble el tarjetón para colocarlo en la respectiva caja de cartón.

Afuera del Stadium, podías ver gente con todos los tipos de vestimenta tricolor, niños, ancianos, etc., algunos con el uniforme de la selección de fútbol Venezolana, otros de sombrero, camisas, gorras, y hasta zapatos, con el tricolor nacional. Gritaron consignas de su candidato preferido, en este caso de Rosales, y mucha gente se tomo una foto con un enmascarado de la cara de Chávez con orejas de burro, fué la sensación, mientras gritaba al unísono: “se va, se va, se va”. Incluso llegó un patota de ciclistas desde Orlando (una ciudad aprox. a 4 horas de Miami) a ejercer su voto, muchos los aplaudieron por su ímpetu, ya que muchas personas no se trasladaron a los centros de votación, por ser el de Miami, el único en todo el estado. Aun así, para estos ciclistas recorrer todos esos kilómetros no fué un obstáculo.

Y aunque el proceso se desarrollo con todo tranquilidad, no podían faltar las irregularidades. Una mujer estuvo declarando frente a las cámaras de televisión, que ella había votado durante el Revocatorio en la ciudad de Miami, y que ahora cuando se disponía a ejercer su voto, aparecía que debía votar en Venezuela!. Yo también voté aquí durante el revocatorio, y aquí aparecí. Hay de todo en este mundo.

Ustedes saquen sus conclusiones!.

Saludos!