El día que me quería morir, me rompieron el corazón. Me quería lanzar a los autos!. Quede como Shakira: ciega, sorda y muda. Patético!

Él volvió, pero yo ya me habia vestido, no con otro querer, sino con otra piel. Por eso es que nos dicen cuaimas, por que tenemos que cambiar de piel!!!?

Cuando te rompen el corazón, todos los demás órganos del cuerpo dejan de funcionar, el cerebro por ejemplo. 

Asi que, chica, si tu, la adolescente. Chama, si te dejó por otra, si te rompió el corazón, ese hombre no vale la pena. Ya veras que vendrán tiempos mejores. Pídele a Dios que te de fuerzas.¨

Con el cambio de piel, me quedo tatuado esta frase:

“Si un hombre no te hace feliz y no hace nada para hacerte feliz, eso hombre no vale la pena”.